Logo Comunicua - Agencia comunicación

Navegar por Internet de forma segura es todo un reto para la comunidad que compartimos este espacio. Hacer que el intercambio de datos sea más fiable en la red nos interesa a todos, pero especialmente a uno de los actores más influyentes en la navegación por Internet: los buscadores en general y Google en particular.

¿Te imaginas que al buscar una página en Google encontremos una web desde la que nos puedan robar los datos del ordenador? Esa es la situación que intentan evitar a toda costa los buscadores. Google ya filtra en sus búsquedas aquellos dominios de dudosa condición, pero ahora está incentivando que las webs no sólo sean seguras, sino que lo parezcan. Y en este proceso, el certificado SSL es la clave.

  

Qué es un certificado SSL

Un certificado SSL sirve para brindar seguridad al visitante de una web. De esta forma, estamos diciendo a nuestras visitas que nuestro site es de confianza, sobre todo si tenemos formularios donde pueden dejarnos datos personales. La forma de identificar rápidamente las webs seguras es fijándonos en el protocolo https://, esa “s” es lo que diferencia las webs con SSL de las que no lo tienen (http://).

El certificado SSL (Secure Socket Layer) es un protocolo de seguridad que cifra los datos durante la transmisión entre un servidor y el usuario web. Para encriptar esta información se emplean algoritmos matemáticos y un sistema de claves que sólo son identificados entre la persona que navega y el servidor. Esta es la manera de proteger esos datos para que nadie pueda leer su contenido.

 

¿Y qué tiene que ver el SEO con el certificado SSL?

Básicamente, que desde hace algunos meses a Google le gustan las webs con certificado SSL. De hecho, desde enero de este año, en las búsquedas realizadas desde el navegador Chrome se muestra en el visor del buscador el texto “web no segura” si el site no cuenta con el certificado SSL.

En otros navegadores como Edge o Explorer, también valoran la seguridad de las webs y la distinguen dibujando un símbolo con forma de candado en las webs con SSL.

Todo esto acarrea cambios en el posicionamiento SEO en 2017, sobre todo de cara al usuario que puede no entrar en una web que el navegador considere “no segura”.

 

Posibles consecuencias para una web sin SSL

No contar con un elemento de seguridad como éste es ya, por sí mismo, nada bueno. Pero resulta peor en webs de tiendas online o e-commerce. O en aquellas que toman datos de usuarios y contraseñas.

Si los usuarios ven un aviso de web no segura puede que desconfíen y no entren, lo cual tiene negativas consecuencias no sólo para el SEO, sino también para las ventas de esa web. En estos casos, todos tus esfuerzos por mejorar tu posicionamiento pueden ser en balde.

 

Ojo con la renovación del SSL

Pero tan grave es no tener este certificado, como olvidarse de renovarlo. ¿Quién no se ha llevado un buen susto al abrir un site cuyos gestores han olvidado renovar el certificado SSL?. Al buscar el protocolo de seguridad y no encontrarlo, en el navegador aparece una alarmante página en rojo advirtiéndonos del peligro de caer en una web no segura y animando al usuario a salir de ahí.

Por eso es recomendable contar con la seguridad de un certificado SSL, que hoy casi regalan todos los servicios de hosting, y cuidar su gestión para no perder SEO ni tampoco ventas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Post Relacionados

¿Quieres hablar con nosotros?

Llámanos

900 730 000

Escríbenos

hola@comunicua.com

Cuéntanos lo que quieras: