Logo Comunicua - Agencia comunicación

Trabajar el marketing de contenidos no sólo supone crear textos para un blog, además hay que fijarnos en otros aspectos que mejore el posicionamiento de nuestros textos. El etiquetado de imágenes, es decir, el ALT, debe ser correcto, la extensión de nuestro texto no debe ser menor a 300 palabras y otro elementos que son importantes para que a Google le guste nuestro contenido. Por eso, desde nuestra agencia de marketing online, queremos enseñaros a optimizar los títulos o encabezados de tu texto online.

 

¿Qué son el h1, el h2 y el h3?

Para empezar, nos gustaría recordarte que los robots de Google no pueden ver lo que ven los usuarios, es decir, colores, tamaños o cualquier elemento visible que nos ayude a saber que es prioritario dentro del texto. Por eso, estas etiquetas son importantes, ya que determinan la importancia de los titulares dentro del texto y ayudan a conocer cómo está organizado y estructurado.

 

Además de estos tres, existen otras etiquetas como el h4, h5 y h6, que actualmente no son “obligatorias” y que cada vez están más en desuso.

 

La etiqueta h1

Se trata del titular principal de la página. Te ponemos un ejemplo, en este artículo el H1 y por tanto, el más importante de la página es “h1,h2 y h3, como utilizar estas etiquetas correctamente “, así hacemos saber a Google que el tema principal sobre el que trata el post es este.

 

Es importante que sepas que sólo debe haber un h1 por artículo, pues que siempre hay un tema principal en cada artículo de un blog. Digamos que con el h1 se intenta resumir el contenido de la página en la que nos encontramos.

 

El h1 debe encontrarse lo más alto posible en el texto de la página, como es normal. Imagina que el título más importante, que describe el contenido, se encontrará en el último párrafo, la verdad que no tendría sentido.

 

La etiqueta h2

Aunque no tiene la misma importancia que el h1, el h2 debería aparecer siempre entre las etiquetas de tu contenido. Se utiliza para determinar subsecciones de un texto. Vamos a ponerte otro ejemplo: en este artículo los h2 corresponderían a los titulares: “La etiqueta h1” y “La etiqueta h2”, que son dos apartados en los que se explicará el tema principal (es decir, el h1).

 

El número de h2 utilizados dentro de tu artículo, dependerá del número de subsecciones en que quieras dividir tu texto, pero el número óptimo debería estar entre los 2 y los 8, títulos secundarios.

 

No es obligatorio ponerlos, pero si que mejorarán notablemente el posicionamiento de tu post.

 

La etiqueta h3

Los h3 se utilizan para establecer subapartados del h2. Sigamos con el ejemplo anterior, ¿vale?

 

Aunque no hayamos puesto de momento ningún h3, imaginemos que debajo del h2: “La etiqueta h2” queremos poner un titular que sea: ¿Cómo utilizar el h2?, que describiría como usarla. Este sería un h3, puesto que sería una subsección del titular con etiqueta h2.

 

Vamos a ponerte un ejemplo más representativo:

 

¿Cómo hacer una infografía para nuestro blog? - h1

Herramientas para hacer una infografía- h2

  1. Herramienta 1 - h3

  2. Herramienta 2- h3

  3. Herramienta 3- h3

 

En resumidas cuentas, estas etiquetas no son visibles para tus lectores, pero harán que Google sepa cómo está estructurada tu página web o cualquiera de tus artículos.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Post Relacionados

¿Quieres hablar con nosotros?

Llámanos

900 730 000

Escríbenos

hola@comunicua.com

Cuéntanos lo que quieras: